logo fiestas de bodas  

 
 

Bodas de famosos

Inicio

 
 

Princesa Carolina de Mónaco y Estefano Casiraghi

Ya han pasado muchos años de la muerte de Estefano Casiraghi, (23), el más grande amor de la princesa Carolina de Mónaco, de lo que nos referiremos en este artículo, en el que contaremos cómo la princesa que había pasado por situaciones tristes, conoce a este joven apuesto que le cambiaría la vida para siempre.

princesa carolina de monaco y stefano casiraghi felicesLa princesa Carolina de Mónaco y Estefano Casiraghi, se casan el 29 de diciembre del año 1983, en el Palacio más precisamente en el Salón de los Espejos. Tras haber pasado por la separación de su anterior matrimonio, (Phillipe Junot) y la trágica muerte de su madre, encuentra en este joven todo lo que necesita para ser feliz. Después de la separación de Junot su anterior marido, la princesa Carolina se dedica a salir de fiestas, y tiene entre tanto, amores, desmanes, y muchos flashes de los fotógrafos de revistas, de todo el mundo, que no la dejaban "ni a sol, ni a sombra". Es en donde aparece ese joven, en la vida de la princesa, él era buen mozo, agraciado, de mirada melancólica que conquistó su corazón. Estefano Casiraghi, era un joven millonario milanés hijo de una buena familia de empresarios de Milán, que tenían amigos en común con la princesa, y en un viaje de placer a la isla de Cerdeña, allí es que se conocen por primera vez. Su padre Giancarlo Casiraghi, y su madre Fernanda, había nacido en el ceno de una familia muy adinerada, en el año 1960.

La princesa Carolina de Mónaco y Estefano Casiraghi, se casan en el año 1983, ella tenía para ese entonces, veintiséis años, y él veinticuatro años. Ella estaba embarazada de su primer hijo Andrea Casiraghi, contrajeron matrimonio civil en el Palacio de Montecarlo, fue una ceremonia muy sencilla, que duró apenas media hora, pero ella lucía hermosa como siempre, con un vestido que fue diseñado por Marc Bohan que era de satén con unos pliegues hechos a propósito para disimular el embarazo de casi tres meses que ella llevaba. Para ese momento especial, Estefano se vistió con un traje de color gris, llevaba un abrigo azul, y una bufanda de color blanca, y llegó al palacio en un Mercedes de color blanco, a la hora lo hicieron sus padres en otro auto, un BMW, y luego sus hermanos en un Rolls Royce. La princesa Carolina, se encontraba inmensamente feliz después de que sufriera tanto, por la muerte de su madre, por fin había encontrado a su verdadero amor. Las personas que asistieron al evento, eran realmente muy pocas, que además de las familias respectivas, había solo veinte personas más, entre los que se encontraban Paul Belmondo, (hijo del actor).

Un casamiento mediático

Un solo fotógrafo oficial, es el que estuvo en ese evento dentro del palacio, para fotografiar y poder así tener las fotos más cuidadas. Afuera en la plaza, esperaban el típico saludo en el balcón y el beso, pero ya se había anunciado que los nuevos consortes, no saldrían. Lo cierto es que una hora más tarde comenzaron los periodistas de diferentes medios nacionales e internacionales, y personas que eran alrededor de 1000 a aplaudir y a ovacionar a la reciente pareja, para que saliesen a saludar, y lo hicieron tímidamente a saludar y estuvieron por menos de un minuto en ese balcón para las fotos que fueron mostradas al mundo entero, en los medios gráficos, en la TV.

princesa carolina de monaco y stefano casiraghi en foto a colorLos fotógrafos y los periodistas seguían insistiendo en que deseaban verlos más y ya al cabo de unos instantes la princesa Carolina de Mónaco y Estefano Casiraghi, volvieron a salir, pero esta vez, con el Príncipe Rainiero. Pocas personas pudieron presenciar la boda, si lo comparamos con otras bodas de otras princesas, pero Carolina era distinta. Tampoco despertó interés esta boda en el principado, porque la tradición acostumbra a que cada habitante del monegasco, coloque las banderas del país en los balcones y ventanas, cuando una princesa se casa, o haya un evento de esta naturaleza, a pesar que en este caso el mismo alcalde de Montecarlo hizo un llamamiento para que lo hicieran, nadie o pocos lo hicieron.

En el año 1984, nace su primer hijo Andrea, en 1986, su segundo hijo, Carlota Casiraghi, y en el año 1987, Pierre Casiraghi. Estefano era deportista y competía en la categoría Off Shore Marine en embarcaciones de alto riesgo, y en octubre el día 3, del año 1990, fallece producto de un accidente en este tipo de competencias. La historia de amor que vivieron juntos la princesa Carolina de Mónaco, y Estefano Casiraghi, es una historia de amor de las más románticas y potentes de la historia real contemporánea, es por ello que quisimos dedicarle este artículo que es digno de leer una, y otra vez. La princesa, años más tarde vuelve a casarse, tema del que nos ocuparemos más adelante, pero siempre lo recordará ya que fue su más grande amor.

 
 
   
www.fiestasdeboda.com ~ Prohibida su resproducción total o parcial sin consentimiento escrito ~ contactenos