logo fiestas de bodas  

 
 

Bodas de famosos

Inicio

 
 

Princesa Carolina de Mónaco y Philippe Junot

Las bodas reales, en los últimos tiempos tienen otros condimentos que los que se daban en otros tiempos de la historia, en la que se unían para perpetuar dinastías, y así formar imperios más y más grandes, hoy se basan más en el amor, y en la alegría para demostrar al pueblo que ellos también sienten, se aman, y sufren como cualquiera, sin dejar de lado por supuesto el protocolo.

princesa carolina de monaco y philippe junot enamoradosEn esta oportunidad vamos a hablar de una de las bodas reales, más controvertidas de la historia, que es nada más ni nada menos, que la boda de la princesa Carolina de Mónaco, y Philippe Junot, ya que duró muy poco tiempo, (1978/1980), boda que por otra parte, no era muy bien vista por sus progenitores. En efecto Carolina de Mónaco, dueña de una belleza sin igual, hija del Príncipe Rainiero, y de Grace Kelly, que en ese momento tenía 21 años, contrae matrimonio con el plebeyo, Phillipe Junot, (un play boy muy reconocido), de 32 años de edad, en el año 1978. Carolina Luisa Margarita, nacida el 24 de enero de 1957, es hija de los príncipes Rainiero y Grace Kelly.

Su vida transcurre normalmente en el seno de una familia real, hasta que conoce a Phillipe Junot, quien años más tarde sería su esposo. Hacia finales de la década de los 70, Carolina estudiaba en Paris, la carrera de filosofía, en donde lo conoce, ella que era muy joven por entonces y se enamora de este hombre que le llevaba 17 años. Comienzan una relación casi se podría decir a escondidas, relación que disgustó a la pareja real, (Rainiero-Kelly). Ya que se trataba de un hombre que le llevaba muchos años, y que tenía fama de gustar de las fiestas nocturnas. Hijo de un empresario muy importante aficionado a varios deportes.

Entre escapadas a Islas paradisíacas, Junot y Carolina para ese entonces eran amantes, y los paparazzi, no hicieron esperar las fotos que les robaban en cuanto lugar eran encontrados infraganti. Los comentarios de esos encuentros entre su hija y Junot, disgustaron mucho a la pareja Real, quienes no tuvieron otra opción que dar el visto bueno al casamiento. A pesar de las negativas de los padres de la princesa, la princesa Carolina de Mónaco y Phillipe Junot, se casan el 28 de junio del año 1978, y ante más de 800 invitados a la boda, entre los que se encontraban Cary Grant, Gregory Peck, Frank Sinatra, amigos de Grace Kelly, familiares y amigos de la familia y de ambos, asistiendo además todo el alto linaje de la corte monaguesca.

Una boda real

Su boda fue una boda real a la que todos querían la primicia, desde cómo ella estaba vestida, hasta lo que comieron y bailaron en el palacio de Mónaco. El vestido de la novia era una exclusiva confección de Cristian Dior, en encaje completamente bordado, con una cintura muy apretada a la que dejaba ver su silueta envidiable, el ramo de novia tenía forma de cascada, y de color blanco, además de los arreglos florales que llevaba en su cabeza, el que era sujetado por un velo dándole un toque muy juvenil, acorde a su edad y belleza. Las mangas del precioso vestido, eran tres cuartos, de encaje. El vestido elegido por la propia Carolina era muy similar al que usara su madre cuando se casa con el Príncipe Rainero, su padre.

princesa carolina de monaco y philippe junot en blanco y negroEl peinado que llevara la princesa, era recogido y bajo, peinado que se puso de moda en el mundo entero por este motivo, en los costados llevaba flores que de esa manera se podía sujetar mejor el velo de tul de seda natural. En tanto para él, eligió un traje de color negro, clásico, con los arreglos florales en color blanco, chaleco gris, y los accesorios corbata y sombrero.

Unos meses más tarde tuvo lugar la boda de civil, en el que Carolina opta por un vestido azul Francia, y un cabello melena, él un traje azul, estaban impecables, como era de costumbre ya que ella era dueña de una singular belleza, fotos que recorrieron el mundo, ya que estuvo, en el evento, toda la prensa nacional e internacional. Es oportuno decir que en la actualidad ese matrimonio está anulado por la santa sede, y ella no tuvo hijos con él.

Después ella se casó dos veces más, pero eso es otro tema, que lo veremos en otra nota. No quedan dudas que a pesar de los muchos años que ya han transcurrido, la boda de la princesa Carolina de Mónaco y Phillipe Junot, es la más comentada de todas las bodas reales, y quedó para siempre en la retina de los habitantes del lugar y del mundo entero. Dos años más tarde de ese casamiento, se divorcian en el año 1980, para lo que argumentaron que era por desavenencias personales, pero todo el mundo sabe, que era porque él aficionado a la noche y a las escapadas con otras mujeres, dejando a Carolina sola. En principio el Vaticano se negaba a dar la anulación del matrimonio, eso genero, desavenencias entre el principado y la santa sede del Vaticano, anulación que se concreta años más tarde.

 
 
   
www.fiestasdeboda.com ~ Prohibida su resproducción total o parcial sin consentimiento escrito ~ contactenos