logo fiestas de bodas  
 
 
 

Casamientos

Inicio

 
 

Denominaciones básicas del matrimonio

“Matrimonio” es una palabra común pero que actualmente se ha devaluado debido a la carencia de valores que la sociedad sufre en estos días; pero para comprender mejor el concepto de este término decimos que el matrimonio es una unión entre dos personas que cuenta con un reconocimiento social, cultural y jurídico. Su fin es fundar un grupo familiar pero al mismo tiempo otorgar un marco de protección mutua y de descendencia.

En otras ocasiones, el matrimonio puede ser motivado por intereses económicos, personales, sentimentales o como medio de obtención de ventajas sociales, esto último ha ocurrido sucesivamente en la sociedad burguesa. Esta definición no es la única, otros entes reconocen al matrimonio como una unión pactada, aquí la diferencia es que dicho pacto no debe ser necesariamente establecido por las partes contrayentes sino que en ocasiones se realiza mediante un pacto previo entre las familias de los futuros conyugues.

Existen dos denominaciones básicas del matrimonio, o al menos las más ejercidas; tenemos el matrimonio civil y el religioso. En el primero se establecen los derechos, deberes y requisitos. Mientras que el matrimonio religioso es un sacramento y esta íntimamente ligado a una poción cultural.

matrimonio-fotoSi alguien nos pregunta cuales son las características generales de un matrimonio entre un hombre y una mujer decimos que dicho acto se lleva a cabo de forma civil o de estado ya que muchas religiones no permiten este tipo de uniones. Dependiendo del tipo de cultura en la cual nos encontremos, nos toparemos con distintas clases de matrimonios; en algunas sociedades se permite la poligamia; mientras que en las culturas más conservadoras la monogamia es la única forma de matrimonio bien vista. El matrimonio define la estructura de la sociedad en la que habitamos ya que no solo creamos lazos de parentesco entre personas cercanas; una de sus funciones más importantes es la procreación y socialización de los hijos, así también como regular el nexo entre individuos y la descendencia.

Si nos volcamos al aspecto religioso debemos decir que las uniones de esta índole son católicas; según la iglesia de dicha religión el matrimonio de una pareja no es solo cultural sino que procede la naturaleza del hombre, encontrando versículos en la Biblia que lo manifiestan, “dios los creo hombre y mujer”. El origen de la palabra matrimonio como denominación de la institución social y jurídica, deriva de lo que conocemos como Derecho Romano. Este es el derecho que adquiere la mujer para poder ser madre dentro de la legalidad. Haciendo hincapié en la arte legal del matrimonio decimos que éste conlleva a algunos “efectos”; los mismos no solo abarcan a los conyugues sino que también a terceras personas. Existe lo que conocemos como obligaciones conyugales, adquisición de derechos sucesorales, parentesco, régimen económico, derecho a la emancipación del contrayente menor de edad, etc.

Clasificación de los matrimonios

matrimonio-fondoExiste también una clasificación un poco menos formal dentro del término matrimonio; de acuerdo a varios psicólogos el matrimonio puede ser de tres maneras diferentes: controlador, competitivo y complementario. En el primero de los casos solo uno de los conyugues tiene el control y el otro es sumiso; en el matrimonio competitivo ambos de ellos compiten con respecto a los logros, el reconocimiento y el poder, destruyendo así su intimidad. Por último decimos que el matrimonio complementario es aquel el cual acepta y respeta las diferencia, ninguno de los dos exige al otro que cambie; aquí la necesidad básica es tener compañía, por ende, la relación se fortalece. Una pregunta muy común es ¿Por qué los matrimonios fracasan? De acuerdo a las opiniones y conclusiones de expertos el matrimonio puede fracasar por varias razones: expectativas irreales, inmadurez y poca preparación, el matrimonio funcional pasa a ser “compañerismo”; y por diferencias en ambas personalidades.

¿Cómo nos damos cuenta si nuestro matrimonio esta fracasando? Esto es fácil de ver; algunos síntomas tales como irritabilidad, desinterés, inhabilidad de comunicación e incapacidad de disfrutar la compañía de nuestra pareja son los que determinan que nuestra relación se encuentre en peligro. Podemos brindar algunos consejos para que el matrimonio sea un éxito; entre ellos debemos decir, ante todo, que para adentramos esta etapa de nuestra vida debemos tener una adecuada preparación por ende lo más aconsejable sería consultar con una conserjería prematrimonial. Debemos entender que el compromiso es una decisión adulta y de fidelidad, para poder llevar a delante un matrimonio se necesita una comunicación efectiva, es decir, compartir información y comprender lo que la otra persona nos esta diciendo, a su vez, se deben comunicar las necesidades y sentimientos y así promover la comprensión y la unidad. Los encuentros matrimoniales pueden ayudar a muchas personas a enriquecer su relación, aquí se efectúan retiros para evaluar en que condiciones se encuentra la pareja.

 
 
   
www.fiestasdeboda.com ~ Prohibida su resproducción total o parcial sin consentimiento escrito ~ contactenos